Anonim

El gel inyectable de autocuración proporciona un suministro de medicamentos a largo plazo

Médico

Chris Wood

20 de febrero de 2015

El nuevo tipo de hidrogel se puede ver en estas imágenes de microscopía electrónica, que muestran la estructura del nanogel y el polímero en diferentes aumentos (Imagen: MIT)

Un equipo de investigadores del MIT ha desarrollado un nuevo hidrogel de autocuración que no requiere implantación quirúrgica, pero se puede inyectar con una jeringa. El nuevo gel, que puede llevar dos medicamentos a la vez, permite un tratamiento más conveniente de numerosas afecciones.

El uso del gel como método de administración de medicamentos puede permitir una mayor versatilidad que las soluciones líquidas tradicionales. Los geles pueden moldearse en formas específicas, pueden usarse para administrar el tratamiento durante largos períodos de tiempo y, gracias a su naturaleza estática, pueden proporcionar un tratamiento dirigido a un tejido específico. Sin embargo, los métodos convencionales de tratamiento con gel requieren que el paciente se someta a una cirugía, lo que significa que no siempre es una opción conveniente.

Un equipo de científicos del MIT ha abordado el problema desarrollando un nuevo hidrogel que tiene la capacidad de curarse a sí mismo, permitiendo que se administre con una jeringa. El método tiene el potencial de ser útil en el tratamiento de una amplia gama de afecciones, incluidas las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Si bien los hidrogeles existentes, como los que se usan para crear lentes de contacto blandas, no pueden modificar su forma fácilmente una vez formado, el nuevo gel combina dos polímeros separados con enlaces más débiles que pueden romperse y reformarse.

El gel se construye a partir de nanopartículas de polímero PEG-PLA combinadas con hebras de otro polímero, en este caso, celulosa. Las cadenas de polímero forman enlaces débiles con múltiples nanopartículas, creando una red de nanopartículas y polímeros que se rompen fácilmente cuando se aplica estrés. Una vez que el estrés ha terminado, el gel se cura a través de la formación de nuevos enlaces.

Aparte de su mayor practicidad, el nuevo gel permite la administración de dos medicamentos a la vez. Las nanopartículas de PEG-PLA pueden transportar medicamentos hidrófobos de molécula pequeña, como los que se usan en quimioterapia, en sus núcleos, mientras que los polímeros asociados pueden usarse para administrar moléculas hidrófilas como anticuerpos y proteínas. Las propiedades de cada componente del gel se pueden ajustar para que liberen su carga útil a diferentes velocidades.

Durante el estudio, el gel se inyectó bajo la piel de ratones, después de lo cual se administraron con éxito dos medicamentos durante un período de varios días.

El equipo cree que el método podría ser ideal para varios usos, incluida la reparación de tejidos después de un ataque cardíaco y la administración de medicamentos contra el cáncer para eliminar las células tumorales que quedaron después de la cirugía. Ahora está trabajando para adaptar la técnica para el tratamiento de degeneración macular, que requiere inyecciones regulares en el ojo del paciente. Se cree que el uso de gel podría reducir significativamente la frecuencia de las inyecciones, facilitando el tratamiento de la enfermedad.

Fuente: MIT

El nuevo tipo de hidrogel se puede ver en estas imágenes de microscopía electrónica, que muestran la estructura del nanogel y el polímero en diferentes aumentos (Imagen: MIT)

Recomendado La Elección Del Editor